Guerra fria la akal

Guerra fria la akal.

Editorial:
AKAL
Materia
Historia general y mundial
ISBN:
978-84-460-0133-1
Colección:
INICIACION A LA HA.
-5%
4,00 €
3,80 €
IVA incluido
Sin existencias

Artistas de Brooklyn, inquilinos de una antigua fábrica convertida en estudios, se reúnen espontáneamente en la terraza del edificio para ve r arder las torres gemelas. Es la primera vez que se relacionan como v ecinos. En Manhatan, la gente empieza a saludarse en los ascensores.Es tas páginas muestran cómo un acontecimiento excepcional es capaz de tr ansformar la arrogancia individualista de una ciudad. Reflejan también el poder de los medios informativos frente a la realidad: los transeú ntes de la 5ª Avenida ven arder las torres, pero no acaban de creérsel o hasta que se lo cuenta alguien que acaba de verlo en la televisión d e un escaparate próximo. El 11 de septiembre, Nueva York se dio de bru ces con una situación inesperada. Un golpe simple y bien preparado; un a sacudida tan brutal que los supervivientes tardaron varios días en r eaccionar. Los miles de personas que subían por Madison Avenue aquella mañana, evacuadas de edificios inseguros, llevaban en el rostro no el pánico, sino un sentimiento de derrota aún no asumido racionalmente. Testigo de primera línea, el autor se ocupa de mostrar qué había detrá s de los grandes titulares, cómo eran las personas que se vieron envue ltas en los diferentes aspectos de la tragedia y cómo vivieron aquello s momentos excepcionales: desde un policía de Nueva York a una psicólo ga especialista en catástrofes, pasando por familiares de las víctimas , por viajeros que volaban por el cielo de los EEUU justo antes de cer rarse el espacio aéreo, por una periodista desalojada de la zona cero. .. y por el propio alcalde neoyorquino, que pasó de ser considerado un fascista a ser valorado como un héroe. ¿Qué ocurrió en la ONU? ¿Y en Wall Street? ¿Cómo repercutieron los hechos en el mundo del arte? ¿Cóm o despertó Hollywood de su sueño? La formación audivisual de Pérez Piñ ar y su huída del sensacionalismo y los lugares comunes lo convierten en un narrador con voz propia, orgulloso de su independencia de criter io a la hora de enfrentarse sin prejuicios a la tragedia que ha inaugu rado la Historia del siglo XXI.