Fundamentos del desarrollo directivo

Gestion: liderazgo y motivacion
978-84-124599-6-8
CASTELLANO
298
220cm
145cm
MANUALES DE GESTION
-5%
22,00 €
20,90 €

Prólogo del autor



Usted tiene en sus manos un libro que es el resultado de veinte años de investigación y formación directiva con más de 16 000 personas en la escuela de negocios Esade. En este libro he querido sintetizar los aprendizajes y descubrimientos que han sido de utilidad para miles de directivos y directivas que hoy dirigen organizaciones. Al escribirlo me pregunté, ¿Qué podría incluir en un libro que sirviera para otras personas?



Desde que comencé a concebirlo, durante un viaje a los Estados Unidos, hasta hoy, ha habido muchos cambios; y mientras lo escribo, en mitad de una pandemia que está transformando el mundo, me siento delante de mi ordenador para tratar de trasladar las experiencias docentes, de investigación, profesionales y personales que me han servido de inspiración.



En 2002, era un joven estudiante de doctorado que trabajaba en una entidad bancaria sin saber todavía si dedicar mi vida profesional a la investigación, a la docencia o a la función directiva. Durante los primeros quince años, la elección se decantó hacia esta última, influida por una voluntad familiar de trasladar en resultados todo lo aprendido, con la paciencia limitada y la eficiencia elevada. Además, se me daba bien eso de tomar decisiones y era diligente en mis funciones.



Durante ese periodo, mientras compaginaba mi carrera en el banco y mis estudios de doctorado, tuve la oportunidad de comenzar a trabajar en Esade, una de las mejores escuelas de negocio de España, de la mano de Ricard Serlavós, en un proyecto que empezaba a tomar cuerpo por aquellos años y que después se denominó LEAD. Luego se convirtió en uno de mis mayores motores profesionales, una constante fuente de inspiración, y aquel profesor, en mi mentor y, a la postre, en mi amigo.



A lo largo de estos veinte años se desarrolló un proyecto que facilitó el crecimiento de las carreras de miles de directivos y directivas que hoy ocupan importantes posiciones en empresas; y que fue acompañado de investigaciones y por la implementación de una metodología transformadora que ha sido un referente en las escuelas de negocios.



Un proyecto de esta envergadura no se hubiera concretado sin contar con un líder inspirador y un entorno adecuado. Para lo primero, el LEAD encontró en Richard Boyatzis, el visionario de una idea que, de forma exitosa, había comenzado a desarrollar en la Case Western Reserve University, de Cleveland. El padre del Programa LEAD nos inspiró con sus conocimientos, su facilidad para llevar la investigación a la práctica e imaginar un proyecto diseñado para miles de estudiantes que estaban en un momento de cambio. Sin su impulso y el del profesor Serlavós, el LEAD nunca se hubiera consolidado. Ellos son, sin duda, los pioneros.



Para lo segundo, el mejor contexto lo encontró en Esade, un referente a nivel mundial en educación superior y cuyos valores tienen su origen en una profunda vocación hacia el desarrollo humano, fruto de su tradición jesuita. Estos han sido los puntos de partida para gestar y madurar uno de los programas más longevos de Esade, sustentado en una filosofía que coloca a la persona en el centro, y atento a la practicidad que requiere un diseño para y por los directivos , que han obtenido exitosas carreras profesionales y personales.



Al comenzar mis clases suelo mostrar una foto de mi primer año de vida. Recostando mi cuerpo en las paredes forradas de papel setentero, hacía esfuerzos por mantenerme en pie. Empezaba a andar y, de manera automática, agarraba mi oreja con la inocente intención de que me sostuviera mientras me lanzaba al mundo bípedo. Treinta años más tarde, me lancé en paracaídas, en una de esas cosas que uno tiene que hacer antes de morir? Mientras el monitor me jaleaba a 4000 metros y me decía Ahora y sentía que mis pies ya no se sostenían en aquella avioneta, mi cuerpo tuvo una reacción automática de llevarse la mano a la oreja. Los neurólogos podrían referir esta experiencia a una huella neurológica en mi celebro límbico, pero me gusta utilizarla como metáfora de lo que significa para mí el autoconocimiento. Hablamos de conocer cuáles son nuestros miedos, pero también nuestras motivaciones, nuestros valores, nuestros intereses y nuestras capacidades, para saber, en tiempos de incertidumbre, cuándo tendremos que revisar en nosotros mismos cómo permanecer de pie ante las circunstancias.



Qué no esperar de este libro



Este no es un libro de autoayuda. Seguramente usted habrá ojeado algún que otro libro, con mayor o menor profundidad, con la idea de encontrar soluciones. Este libro no pretende ofrecerle eso, sino proporcionar un método que le guíe para buscar sus propios recursos. Por esto, no contiene respuestas fáciles ni frases para la galería, sino interpretaciones o conclusiones basadas en la experiencia e investigación de los últimos veinte años. Gracias a esto, usted obtendrá sus propias conclusiones.



Este libro no es solo un listado de teorías. Más bien responde a una metodología sencilla. He descubierto, con los años y la experiencia, que sencillez es sinónimo de eficiencia. Muchos complicados modelos hacen que las personas entiendan, pero no aprendan. Hay una gran diferencia entre entender y aprender, entre conocimiento y sabiduría. El primer término se relaciona con la cognición, con lo mental, y el segundo, con la integración entre el conocimiento que se adquiere y el que ya se posee. Cuando eres capaz de pensar en ejemplos de tu propia vida, lograste el aprendizaje significativo, es decir, es entonces cuando hiciste propio lo aprendido.



Este libro no es una lista de cosas que sí o sí debe hacer. Muchas de las investigaciones que iré citando dan a entender cómo, para elaborar un plan de acción, debemos primero realizar un periodo de introspección y de análisis personal. De este modo tomaremos conciencia de nuestra visión para poder activar acciones que sean coherentes con nuestras necesidades y motivaciones reales. No tiene sentido plantear una lista de acciones como si se tratara de la compra del mercado. El gran error de los consejos, las sugerencias o las listas es considerar que todos los seres humanos tenemos las mismas condiciones, las mismas circunstancias y motivaciones. Dan por hecho que, si no lo intentas y lo pones en práctica, es porque no quieres, y esto solo aumenta el sentimiento de incapacidad y culpabilidad.



Este libro tampoco es una autobiografía ni la historia de una especie de viaje interior. No considero que los pasos que he dado en mi vida sean motivo suficiente para escribir un libro, pero sí lo son los cientos de transformaciones y cambios que he podido ver en alumnos, coaches y directivos, que me han animado a escribirlo.



Cuando estoy esperando para tomar un avión y busco una lectura para las largas horas de tránsito, siempre elijo libros que me aporten algo. Y, básicamente, me guío por cuatro principios: debo ser capaz de definir en dos minutos de qué trata el libro; debe basarse en datos con rigurosidad; debe aportar cierta innovación; y debe inspirarme a través de experiencias personales y profesionales para pasar a la acción. Con toda humildad, he intentado hacer acopio de esos cuatro principios en la elaboración de este. Ojalá lo haya conseguido.



Qué sí esperar de este libro



Afirmaciones basadas en evidencias. Lamentablemente, algunos libros o cursos se convierten en un mensaje de lo que los lectores quieren leer. Demasiada grandilocuencia con poco rigor. La inmediatez y las frases mágicas otorgan poca validez. Desde mi punto de vista, es necesario argumentar lo que se explica, por eso, este libro referencia con bibliografía sus aseveraciones para otorgarles rigor.



Un método práctico desarrollado en las últimas dos décadas en el Prog